Belem-Cover

Belem es uno de los barcos más emblemáticos de la marina francesa y, desde que fuera botado en los astilleros de Nantes en 1896, su casco ha cruzado los mares casi en incontables ocasiones.

Belem Web-4

Sin embargo, Jean-Yves Delitte nos trae a colación de la historia de este “gigante del mar” cuatro pasajes ambientados en los primeros veinte años del buque: su viaje inaugural y el primer encontronazo con una banda pirata, la histórica erupción volcánica del monte Pelee que arrasó Martinica, el drama de los centros penitenciarios en el exilio y una última aventura con un evidente tono nostálgico que marca el fin de la navegación a vela en pos del progreso.

En todas estas aventuras la tripulación del navío se va sucediendo en un modo u otro, pero hay una figura que siempre está presente. Un gigante y majestuoso protagonista que siempre permanece ahí, callado: Belem. La belleza y envergadura que logra captar Delitte a la hora de retratar este barco alcanza unas cotas insospechadas y su actitud, soberbia y altiva sobre las olas, no hace sino coronarlo como un auténtico rey de altamar.

Belem Web-3

Jean-Yves Delitte, bajo su condición de pintor oficial de la marina belga, no solo expresa su amor por el entorno natural que le rodea, sino que traslada ese sentimiento a los lectores, haciéndoles partícipes de la vida de este barco que casi parece un hijo del mar.

Sin embargo, Delitte no se limita a este bello deleite, sino que demuestra un profundo dominio de la narrativa y del tempo de la obra, alternando momentos más apaciguados con verdaderas tormentas que se suceden en tierra y mar. La tripulación del velero no solo vive aventuras surcando las aguas, sino que Delitte le reserva todo tipo de correrías allí donde el Belem fondea.

Belem es una oda a la aventura marítima, en una época en la que aún se creía en encontrar el paraíso “al otro lado del mundo”.

Belem Web-1

Lo que han dicho de él…